martes

pero no pedí
ni rojo ni amarillo
no pedí danza de la lluvia
no pedí ponzoña vigorizada por el miedo
no pedí mandalas en mi cama
no pedí pactos



si yo buey, animal de tiro
de vil sacrificio
no reniego de lo que bien sola
quiero y prefiero



-de lo que bien sola

bien puedo



no pedí estas horas
de incontrolable desatino
no pedí metafísica
no pedí perdón



no pedí guardarme
en tu aterrado silencio
en tu confuso vaivén
en tu sumisa pedantería

en tu torpeza infantil
en tu huida sin cielo




1 comentario:

Flor dijo...

geniales