ಮಂಗಳವಾರ
















"te miraste al espejo y me miraste

y yo vi tu pecho crudo, las costillas

al aire, y después tu corazón

como una piedra, fuerte y fatal

como una piedra."



Teresa Andruetto









ganamos el ruido
la percepción del daño
la enseñanza podrida del antagonismo
los frutos del perdón a medias
el desenlace trágico de una corrida de toros
ganamos interferencias
desfazajes calculados
especulaciones perversas



me impermeabilizo para mi destierro
desperté cautiva, frenada en mi propia morada
mi boca limitada, del todo perdida
en una avalancha de resentimientos retóricos
no sabe pronunciar lo que no puede morder



me vacío de mí para ser parte de su nada




no duele pero igual
rengueo como un anciano
que hirieron hace tantísimos años
y ahora lento, inconmobible y en silencio
balbucea las palabras de la ausencia